Blog

    0

Siete actuaciones que debes realizar en tu empresa antes de acabar el año (I)

acciones-antes-fin-de-año

 

Una mala planificación de los presupuestos anuales y del plan de negocio para el nuevo año fiscal hacen que una de cada cinco compañías acabe fracasando. El día a día de los negocios hace que, en muchas ocasiones, los gestores no den un paso atrás para analizar, con los datos en la mano y de forma objetiva, lo que está ocurriendo en la empresa y así poder tomar las decisiones más acertadas de cara a planificar el nuevo año fiscal.

En este sentido, repasamos las siete actuaciones que los gestores deberían llevar a cabo en su empresa antes de finalizar el año:

  1. Cerrar el presupuesto anual. Tan negativo es cerrar el presupuesto anual en septiembre como dejarlo para enero. En el primer caso, porque es pronto para tener foto finish real del ejercicio y en el segundo, porque hasta mitad del primer trimestre no estará cerrado. Hay que preparar bien el escenario para crecer, realizar las previsiones adecuadas para conocer el estado de la tesorería y las inversiones que se van a poder acometer a lo largo del ejercicio siguiente... Y, sobre todo, elaborar un presupuesto realista y adecuado a las circunstancias con los cambios necesarios. Es un error usar el presupuesto del año anterior y aplicarle un porcentaje determinado de subida, porque habrá partidas nuevas, que hayan desaparecido, aumentado o disminuido. Y cuando se haga el seguimiento del presupuesto y su cumplimiento para examinar la existencia de desviaciones, el error estará en el origen.
  2. Pensar en externalizar servicios. Conviene hacer autocrítica, analizar aquellas tareas o servicios donde se ha perdido más tiempo del habitual por acumulación de papeleo, inexperiencia... y valorar externalizar lo que no sea crítico. Externalizar no quiere decir olvidarse; hay que buscar profesionales con experiencia y de confianza, controlar y supervisar su gestión, pero dejar que ellos realicen ese trabajo para el que, en muchas ocasiones, se carece de la capacidad y conocimientos suficientes. Externalizar servicios es un acierto y permite que otros aporten soluciones al propio negocio, que mejoren el servicio y la atención a los clientes. Elegir un proveedor solo por precio puede ser un gran error que acabará perjudicando la empresa, es mejor apostar por una relación personal y profesional de win to win.
  3. Depurar la base de datos y analizar la información. Aunque con la tecnología y los servicios en la nube (como el servicio cloud WINRB) es algo que se debería hacer diaria, semanal o mensualmente, las últimas semanas del año son un buen momento para analizar los datos de la empresa y entender mejor los puntos fuertes y débiles, de cara a trabajarlos el año siguiente. La información es control si se obtiene a tiempo y no con retraso, pues permite reaccionar de forma inmediata, generar decisiones más acertadas y planificar mejor la empresa de cara a futuro y prever situaciones inestables.



Post relacionados


Nuevo comentario


Comentarios

No hay comentarios disponibles

Teléfono

91 435 62 53

Fax

91 431 22 81

© 2018 Ruiz-Beato - Todos los Derechos Reservados