Blog

    Fernando Ruiz-Beato     0

Los errores más habituales en las facturas

quince errores habituales en facturas

Analizando los problemas y dudas que nos llegan habitualmente al despacho, a principios de año publicamos un post sobre los errores habituales que cometen las empresas al rellenar las nóminas.

Y es que el papeleo constante y la necesidad de tener que rellenar correctamente los datos hacen que sea una labor, en ocasiones, tediosa. Algo similar a lo que ocurre con las facturas, donde muchas empresas y autónomos también cometen numerosas errores pese a ser un aspecto crítico para generar ingresos en la empresa.

Así, entre los errores más habituales podemos citar el emitir una factura con numeración incorrecta; omitir la información sobre forma de pagos y vencimientos; no desglosar bien los importes y porcentajes de impuestos y retenciones; mandarla a una persona incorrecta o fuera de plazo.... 

En este último caso la Agencia Tributaria establece, con carácter general que, si el destinatario de la operación es empresario o profesional, la factura deberá expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto correspondiente a la citada operación, incluidas las facturas recapitulativas.

Para ayudar a prevenir sorpresas y retrasos en los pagos, recapitulamos algunos de los conceptos básicos que deben de constar en una factura.

  • En primer lugar, los datos fiscales. Tanto del emisor como del receptor. Deben de llevar los datos correctos de razón social, dirección, CIF o NIF en caso de autónomos… Además, en el caso de las empresas deberá aparecer la información que aparece en el Registro Mercantil.
  • En segundo lugar, la numeración de la factura. Es el dato más importante de la factura para poder llevar una correcta contabilidad en la empresa. Cada factura debe de estar numerada y se debe de seguir una numeración correlativa.
  • La fecha de emisión es otro elemento importante. Como señalábamos anteriormente para cumplir con los plazos que establece la ley y para tener una previsión de pagos. Por eso es importante incluir también la fecha de vencimiento de la factura y la forma de pago.
  • El concepto. En ocasiones no desglosar bien los conceptos de una factura o incluir detalles que no estaban previstos puede generar problemas con los clientes. Para ello es recomendable hacer una línea para los distintos conceptos y en los que se detallen, cuando proceda, las cantidades y el tipo impositivo que se aplica cuando correspondan diferentes.
  • El tipo impositivo. Las facturas deben de llevar detallados el desglose del IVA que se aplica así como del porcentaje de retención de IRPF cuando corresponda.


Tags: Facturación, IVA

Post relacionados


Nuevo comentario


Comentarios

No hay comentarios disponibles

Teléfono

91 435 62 53

Fax

91 431 22 81

© 2019 Ruiz-Beato - Todos los Derechos Reservados